Las imagenes de esta web estan protegidas

Bodas con un color especial, Delia & Pablo

Hace tiempo que tengo este increíble artículo de Delia, sin ver el lugar adecuado para publicarlo, y creo que, aprovechando el nuevo diseño de la web, es buen momento para publicar una serie de artículos, sobre esta una boda diferente, bodas con un color especial.

Una de las que más me han sorprendido ha sido la boda de Delia y Pablo, una boda que tenía algo diferente, y ese algo era un color, el color amarillo, omnipresente allá hacia donde mirases, el amarillo lo inundaba todo, dándole un tono único y especial a toda la boda. Las razones de este color me mantuvieron intrigado durante un tiempo, hasta que Delia se ofreció a explicármelo, y a continuación, os ofrezco su detallada explicación.

¡Desde niña soñé mi boda, en la primera comunión vi mi vestido de princesa, y al poco tiempo supe cuál sería mi flor! serian narcisos que en mi casa les llamamos "papoulas". eran las flores favoritas de mi padre, salen silvestres en un pueblo al lado del suyo. cuando él (mi padre) se fue, esto se convierte en mi obsesión, tanto la flor, como su color era mi locura ver todo amarillo. Siempre que tenía un evento, siempre quería poner mi mantón amarillo, de cuando yo bailaba de berciana en Cacabelos, hasta que decidimos casarnos. La fecha estaba decidida, tenía que ser marzo, para tener mis flores, al final fue el día 4, cumpleaños del impulsor de mi locura. cuando elegimos mi vestido me ponían abrigos de pelo y cosas así porque hacia frio, pero yo solo quería mi mantón amarillo!

Que locura me decían en casa, y al final fue un éxito, todo el mundo le encantó, y más aún porque tenía mi historia.

Para mí el mundo es amarillo y mi gente lo sabe, me entienden y quien no lo entiende cuando lo cuento enseguida les saltan las lágrimas. Para mi verme repleta de amarillo en las fotos me saca una sonrisa y una emoción que no puedo controlar, pasen los dias que pasen. La decoración de nuestro día no salió de internet salió de mi corazón “como me dijo una invitada”.

Gracias a mi madre que entiende mi gran pasión y lo hizo todo a mano, recogimos flores por el pueblo, pintamos la madera que era tan importante para mí como el amarillo. Él era “carpintero” (mi padre) su pasión, esas jaulas que restauramos. Solo el amarillo y sus cosas tenían que estar con nosotros. De alguna forma él tenía que estar en el porta alianzas, lo hice con su madera, las arras en su cajita, mis flores, sus flores, mi día, su día, su color, mi obsesión.

Cuando voy por la calle me paran y preguntan él porque del amarillo de mi mantón. enseguida que se lo digo lo entienden. Para mí era más importante el color amarillo que mi propio vestido, nunca más que mi marido, que también llevo con la su pasión “la play”, que quedó reflejada entre otras cosas en sus gemelos.

Sin duda la boda de Pablo y Delia merece un lugar especial como una boda diferente, pronto iremos contando mas historias llenas de encanto.

Puedes ver mas trabajos nuestros en www.lamaletablanca.es

Dejanos un comentario sobre que te ha parecido esta publicación.

Leave a comment